Sobre el Año de la Fe

A más de 2000 años del nacimiento de Cristo la Iglesia Católica se encuentra hoy celebrando el culmen en su historia. En una circunstancia única dos Papas pueden encontrase, compartir opiniones y trabajar desde distintos ámbitos en el ministerio de la Iglesia. La euforia global experimentada por la elección de un nuevo Papa ha demostrado que la fe es inherente al desarrollo de cada ser humano civilizado y que aún en épocas de crisis donde paradigmas vigentes se quiebran, la Fe se mantiene.   En sus ocho años de Papado Benedicto XVI, hoy Papa Emérito, ha mostrado el fruto de sus larguísimos años de estudios liderando la Congregación para la Doctrina de la Fe y su preocupación para que el mensaje evangelizador llegue a los jóvenes considerados sujetos fecundos para el aprendizaje y sustento de toda sociedad que se propone a futuro.

Es así que a raíz de su iniciativa,  durante  los años 2012 y 2013 se celebra el año internacional de la Fe, período de tiempo en la cual la Santa Sede propone actividades públicas para una “auténtica y renovada conversión al Señor, único salvador del mundo” (Carta apostólica del Papa Benedicto XVI,Porta fidei 6), augurando que las mismas susciten en todos los creyentes “la aspiración a confesar la fe en plenitud y con renovada convicción, con confianza y esperanza.” El Papa ha precisado el sentido y la finalidad en la Carta apostólica Porta Fidei, publicada el 11 de octubre de 2011.

Las celebraciones del año de la Fe han sido un alto anhelo del Papa Benedicto XVI que desde el comienzo de su Papado en abril de 2005 se propuso renovar las bases de la Iglesia Católica fomentando entre otras medidas, la autonomía de las diócesis. Es así que por ejemplo en la “Nota con indicaciones pastorales para el Año de la fe” se establece que el mismo será celebrado tanto sea en la Iglesia a nivel global como en cada diócesis y parroquia, debiendo todas actuar en conjunto bajo la Secretaría organizativa en el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, institución creada a los efectos.

Para los ajenos a las cuestiones eclesiásticas la renuncia de Benedicto XVI generó especulaciones de toda índole. Para los seguidores del Papa Emérito su decisión no fue una sorpresa; desde los inicios de su Papado Benedicto XVI conoció las limitaciones del paso del tiempo, primero por la débil salud del Papa Juan Pablo II en los últimos meses de su Papado  y luego por la primera renuncia que le fue ofrecida a pocos meses de su ejercicio papal; la del Secretario del Estado Vaticano Cardenal Angelo Sodano quien en ese entonces contaba ya con 78 años. Que a sus 86 años el Papa Benedicto se considerase a sí mismo “Un Papa viejo” no era desconocido para los seguidores de la tenacidad de su trabajo y por ello que su decisión mostró las puertas de una Iglesia menos solemne, menos temerosa de los cambios  y más cercana a los objetivos que desde su ministerio debe cumplir.

La elección del Papa Francisco reafirma esa corriente que ha venido desarrollando la Iglesia Católica desde hace más de 50 años, la búsqueda de la renovación a través de las nuevas prácticas y manteniendo la voluntad de “que cada cristiano pueda redescubrir el camino de la fe para mostrar con evidencia cada vez mayor la alegría y el renovado entusiasmo del encuentro con Cristo”. (Sacrosantum Concilium 10).   La historia de la Argentina y del Paraguay en particular demuestran acabadamente que en cada rincón del territorio,  por más lejano e inhóspito que resultase pudo ser evangelizado, sus residentes naturales respetados, educados y civilizados por los sacerdotes de la Compañía de Jesús (Orden de los Jesuitas), comunidad a la que el Cardinal Primado de la Argentina, hoy Papa Francisco pertenece y cuyos principios e ideales fomenta y practica.

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Beatriz Acosta dice:

    El Papa Francisco ha instaurado la creación de un directorio de cardenales, representando todos los continentes, más info :

    http://www.lanacion.com.ar/1572513-fuerte-senal-de-cambio-del-papa-en-el-gobierno-de-la-iglesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s