Que los profesores no pierdan la sonrisa

La imagen elegida corresponde a una exhibición reciente de vehículos en Inglaterra y muestra a una mujer joven y muy sonriente vestida de conductora para la ocasión y con traje de época para el desfile. Con la imagen viene a mi mente la palabra “personna” en el concepto que el Derecho Romano daba a la palabra como una máscara o representación que permitía al ser humano acceder a determinados roles.

women driving 3

El rol docente pasa hoy por un cambio en sus representaciones. Del concepto romántico de maestra escolar que podremos ver en ilustraciones de 1950 y del profesor-investigador al estilo Einstein, o del profesor intelectual como Estrada o Joaquín V. Gonzalez, debemos bajar abruptamente a la realidad  de las aulas superpobladas y de alumnos fogoneados entre propaganda y consumismo mediático, agitaciones políticas y las pulsiones propias de la adolescencia. Ese es el escenario que espera al profesor, que sumado a la desorganización propia de las instituciones educativas estatales, traerá sobre-exigencia al docente, a quienes, en nombre de la libertad y los derechos de los alumnos se exige y sobre-exige cargando cada día con más condicionamientos y funciones de los originariamente pensados para su función.

Hoy el docente debe ser maestro, gendarme, guía espiritual y hasta médico en primeros auxilios y educación sexual. Este difuminar y degradar el rol del profesor;  lo hace pasar de una persona respetada por sus saberes científicos concretos y didáctica adecuada para que estos saberes puedan  ser transmitidos a nuevas generaciones; a un rol meramente docente,es decir un mediador y “acompañador” de  niños y adolescentes en su proceso de educación, que por cierto comienza ya no en la escuela, sino que el niño ingresa al sistema educativo siendo parte de un contexto, sociedad y culturas determinadas por lo que el docente además debe reconocer y celebrar la diversidad de cada niño.

Las teorías educativas en vigencia en la actualidad que hacen de la escuela una entidad contenedora y  que ponen las necesidades de cada alumno en el centro de todo el sistema, cuando en realidad en el centro debe estar el APRENDIZAJE de cada alumno, hacen flaco favor al fomento de la calidad educativa y expulsa profesores calificados de las aulas. Es así que las personas más calificadas ya no eligen el profesorado como profesión y los profesores universitarios deciden trabajar solamente en el nivel superior para no pisar la escuela. Es preocupante la reducción de contenidos de los profesorados – salvo contadas excepciones – dado  se han eliminado materias específicas de cada Profesorado.

Así por ejemplo en carreras como Profesorado de Inglés u otra lengua extranjera, materias de formación “pedagógica o general”, pueden ser impartidas por profesores que no sepan Inglès y muchas materias que debían ser impartidas en la lengua extranjera se imparten en Castellano, quitando al futuro profesor las posibilidad de ahondar aún más en su disciplina y limitando su alfabetización académica superior en lengua extranjera.

La formación y los claustros docentes de nivel superior debieran hacer algo al respecto para captar a los más estudiantes talentosos para este honroso trabajo y de esta manera jerarquizar y profesionalizar el rol del profesores, que si bien estudian y se esfuerzan no son vistos por la sociedad en igual posición de la que se ve a los profesionales universitarios. Solo especializando sus incumbencias profesionales  los docentes recuperan ese lugar y respeto social a la figura del maestro, que en la postmodernidad lamentablemente se ha diluido.

Beatriz Acosta

Anuncios

Lo que no se enseña en la escuela pública

Investigando lo que no se desarrolla en la escuela, los conocimientos ausentes.

Lenguas Extranjeras. En primer lugar y bajo mi punto de vista, la enseñanza de lenguas extranjeras ha sido relegada totalmente del sistema educativo. Solo se imparten clases de Inglés asignándose a la materia tan solo dos horas semanales y no existe, fuera de la educación privada, la posibilidad de aprender otras lenguas como Francés, Alemán, Italiano, Chino, Ruso, etc, en el ámbito escolar. Solo las personas que pueden acceder a la educación privada acceden a la enseñanza de idiomas.
Desconociendo la dimensión socio-histórica de la enseñanza, se podrá argumentar que el niño del interior del país, quizás no tenga oportunidad de intercambiar conocimientos en lengua extranjera y que tal conocimiento podría ser superfluo en atención a las realidades del niño. Pero la globalización y la Internet ha permitido que el aprendizaje de lenguas extranjeras sea más ágil, accesible y necesario en un mundo global, es decir la ausencia de una tercera lengua extranjera en la escuela ya no es justificable.

Será necesario que primero desde el Estado Nacional y organismos de poder (dimensión ideológica) se tome el impulso de establecer este tema en la agenda educativa, que desde los estados provinciales se establezcan las normativas y mecanismos y que desde cada jurisdicción se elabore y se trabaje en programas concretos en la enseñanza de lenguas extranjeras y que cada escuela, realice su plan de acción para la enseñanza de lenguas extranjeras en atención a su alumnado y a los intereses de los mismos (dimensión psicológica).

Salud y Alimentación. Conocimiento de lo cotidiano en lo escolar. Clases de cocina y conceptos básicos de nutrición. El alumno de hoy no sabe cómo alimentarse y no sabe cómo procurarse su alimento en situaciones de conflicto o pobreza. La pobreza en Argentina es una realidad y en algunas regiones el hambre es un hecho cotidiano. Enseñar desde la escuela a procurarse alimentos cultivar, cazar y pescar es vital. Enseñar a cocinar comida nutritiva y barata más allá de la carnicería, que es la despensa por excelencia de muchos compatriotas. Recuerdo un documental del Canal 4 de Londres, donde un profesor de las zonas rurales de Inglaterra organizaba tours con sus alumnos para cazar aves y luego cocinarlas en una improvisada parrilla con brasero. Aquí es necesario un cambio desde la perspectiva sociohistórica, darse cuenta como mediadores del conocimiento que hay realidades colindantes a la escuela que no se pueden desconocer y que deben ser instrumentadas para el bien de nuestros alumnos y sus familias. Allí lograremos también el compromiso de las familias con la escuela.

Ecosistema y economía. Personalmente vivo en una ciudad con mar. El mar como ecosistema de vida no es tratado en las currícula, tenemos el mismo currículum que una escuela urbana, en atención a lo expuesto arriba, es necesario que desde la dimensión ideológica se tome conciencia de la necesidad de pensar el país en zonas productivas respetando su geografía y sus biomas y desde allí se diseñen las políticas educativas, estableciendo que enseñar en atención a las necesidades de cada región. Será necesario articular actores/especialistas en educación para desarrollar el conocimiento escolar, es decir del hecho concreto y del objeto del saber establecer las mediaciones necesarias para transformar el objeto del saber en un objeto de enseñanza.

Beatriz Acosta

Biografía educativa

La tarea de explorar las sombras propias puede ser tomada como una compulsión invasiva hacia nuestra historia personal o bien puede ser una manera de analizar cómo hemos construido quienes somos, es decir cómo llegamos hasta donde estamos hoy, focalizando en las fortalezas, que es lo único que nos servirá en el plano profesional (nadie construye su carrera a base de miseria, sino a partir de transformar ese problema en una oportunidad de cambio). Entonces,

Las sombras que nos dejó el paso de los distintos niveles educativos.

Del Kindergarten recuerdo muy poco, solo que había una gran pileta de natación y que yo no sabía nadar aún y que le tenía bastante temor al agua. Ahora viéndolo a la distancia pienso “Que sonsa!” ….hubiese aprendido a nadar en ese momento !….Hubiese aprovechado esa oportunidad.” Creo que cada paso por el sistema educativo nos debe enseñar básicamente eso, a tomar el momento, ese pedacito de tiempo que nos toca y apropiarnos de él, resignificándolo para que ello sea una contribución a nuestra vida.
Después me mudé y pasé a un Jardín de Infantes con niños más sencillos, no de clase alta como el Kinder de la pileta y en ese grupo del conurbano me sentí más cómoda.

2. De la escuela primaria tengo excelentes recuerdos, yo iba a un colegio parroquial de cuota accesible, pero muy completo. Teníamos un patio con baldosas, aula calefaccionadas, sala de recepción cuando se entraba a la escuela, sala de música, un piano, una capilla y un gimnasio techado increible. Era un colegio mixto, no había casos de bullying porque al chico agresivo y violento (que no comulgaba con los valores cristianos) amablemente se los expulsaba de la institución. Había discusiones y peleas menores como en todos lados, pero jamás ví el grado de violencia que tienen hoy los chicos contra otros chicos.

3. Como colegio privado de barrio el colegio cuidaba mucho a sus docentes, no existía la rotación que vemos hoy en día, mi profesora de Historia ya era profesora de Historia antes de que yo ingresara y lo siguió siendo hasta que se jubiló como a los 70 años en 2012 y así con otras profesoras. Hoy ya no es así, en los colegios privados los docentes estamos muy precarizados en lo laboral.

route-d-enroulement-dans-les-vignes-d-alsace-27710797

De esas experiencias escolares guardo cosas positivas, no he vivido traumas, si quizás algún temor de no aprobar y tener que estudiar durante el verano.

El video mostrado cuenta una versión muy sui generis de la Alegoría de la Caverna, señalando que “los hombres estaban de modo tal …que solo podían ver las sombras que se proyectaban.” Algo similar sucede hoy con el adoctrinamiento educativo que se vive en las escuelas, desde la formación docente que compulsivamente quiere imponernos una ideología marxista como “liberadora” del pensamiento hegemónico, hasta los libros/manuales de primer grado de primaria que traen extensos textos para niños que todavía no saben leer.

Caso relevante son los programas escolares de las materias Historia y Geografía en Secundario, totalmente ideologizados desde el programa y bibliografía sugerida.

Ni hablar del Inglés, que escudados en el enfoque CLIL ( En Inglés, contenido y lengua en aprendizaje integrado) pone a chicos que tienen solo dos horas semanales de Inglés a leer un texto sobre las precipitaciones en Gran Bretaña. Va de suyo que los chicos hacen todo en Castellano y después usan Google Translator para pasar lo que redactaron al Inglés.

¿Es posible salir de la caverna? ¿Cómo?

Claro que si, como estudiantes reconociéndonos como sujetos de derecho y rechazando el adoctrinamiento, dado que, como estudiantes de nivel superior nosotros ya contamos con bagaje para reconocer hechos de relatos y no podemos permitir que nos colonicen la mente en nombre de un cínico pensamiento crítico.

Como docentes al ejercer la libertad de cátedras con responsabilidad. Muchos profesores festejan el 16 de Septiembre como Día del Profesor, sin saber que se recuerda. Se recuerda la gesta de Estrada por la libertad de cátedras frente a los embates liberalizantes de la Generación del 80.

Por ello, superemos nuestro pasado y respetemos a nuestros colegas, no existe el iluminado que “vió la luz” y va a bajar a mostrárnosla para que: Oh! Sorpresa, pasemos de adorar a unos dioses para pasar a adorar a otros dioses. Ese paradigma del iluminado que sale y vuelve a guiar a su pueblo es propio de las teorías totalitarias del siglo XX que tanto mal le han causado a la Humanidad.

Beatrice.